lunes, 11 de enero de 2021

Posición actual de España y la Unión Europea en el ranking internacional de producción científica

 


La Unión Europea (UE) publicó en mayo de 2020 el informe Science, Research and Innovation Performance of the EU 2020 (SRIP 2020). En este informe se evalúa la posición europea en el ámbito de la ciencia, investigación e innovación a nivel internacional. El Reino Unido aparece ya separado en el informe de la UE-27. 

Los artículos que sirven como base de las cifras presentadas en el informe provienen de Scopus que es la mayor base de datos de citas y resúmenes de bibliografía revisada por pares de revistas científicas. Scopus ofrece un exhaustivo resumen de los resultados de la investigación mundial en los campos de la ciencia, la tecnología, la medicina, las ciencias sociales y las artes y humanidades.

En esta entrada del Blog nos centramos en el capítulo 6.1 del informe, en el que se presenta las cifras del "rendimiento" científico de los países de la UE en relación al resto del mundo. Se entiende por "rendimiento" científico la cantidad de artículos científicos publicados en revistas con revisión por pares. La revisión por pares es la evaluación del trabajo realizado por una o más personas con competencias similares a las firmantes del trabajo (pares). Los métodos de revisión por pares se utilizan para mantener los estándares de calidad, mejorar el rendimiento y proporcionar credibilidad a los artículos y a las revistas científicas. En última instancia, la revisión por pares se usa para determinar la idoneidad de un artículo académico para su publicación en una revista científica.

En el primer y segundo gráfico se muestra la participación (en %) de cada país o región en el total de publicaciones científicas a nivel mundial en el 2000 y en 2018, y la evolución del indicador entre el año 2000 y 2018. China es la primera potencia mundial en la producción científica en 2018 (20,8%), con un avance espectacular desde el año 2000 (5,8%). En segundo lugar se sitúa la UE (20,8%), aunque ha visto reducida su parte por la salida del Reino Unido que se contabiliza en las estadísticas aparte. En tercer lugar se sitúan los EE.UU. con una participación en 2018 del 16,9%, con un retroceso muy significativo desde el año 2018 (29%). España se mantiene en 2018 (2,2%) con una participación muy similar a la del año 2000 (2,1%). Destacar que Alemania y Francia ven reducida de manera significativa su participación en el total de publicaciones a nivel mundial, mientras que Italia desciende del 3,3 al 2,8%. También el Reino Unido cae en su participación del 7,5% al 4,1%.





En los dos siguientes gráficos se presentan los datos para los artículos del primer escalón de mas calidad, en concreto, la participación  y la evolución en el top 10% de los artículos más citados a nivel mundial.

EE.UU. mantiene su liderazgo mundial en términos de artículos científicas muy citados, aunque ha experimentado una disminución muy significativa en su participación, del 41,8%% en 2000 (citas de esos artículos del año 2000 al 2002) al 25,7% en 2016 (citas de esos artículos del 2016 al 2018). La UE se mantiene en el segundo lugar con un 22,6%, mientras que China continúa su fuerte ascenso y ya alcanza el tercer puesto. Con un 22,6%, la UE también ha mantenido su alta participación mundial en términos del 10% de las publicaciones más citadas. Sin embargo, la producción respectiva del sistema científico chino ha crecido exponencialmente (del 2,9% en 2000 al 18,9% en 2016) y se acerca peligrosamente a la producción científica de los EE.UU. y la UE. Con más detalle, en los EE.UU., la proporción del 10% de las publicaciones mas citadas cayó drásticamente del 41,8% en 2000 al 25,7% en 2016, cerrando significativamente la brecha entre este país y la UE, aunque aún mantiene el liderazgo mundial. Por último, a pesar de los recorte en investigación, España aumenta de manera destacada su participación en el 10% de los artículos más citados, al subir del 1,8% en 2000 al 2,4% en 2016.



En los dos siguientes gráficos se presentan los datos para los artículos de mayor calidad, en concreto, la participación y la evolución en el top 1% de los artículos más citados a nivel mundial

Con un 21,2% en 2000 y un 20,9% en 2016, la UE mantiene casi inalterada su participación mundial en el 1% de los artículos científicos mas citados. Una vez más, al igual que con los otros dos indicadores (total de artículos y el 10% de los artículos mas citados), el aumento de China en esta categoría es exponencial, pasando del 1,9% en 2000 al 17,5% en 2016. Por otro lado, aunque sigue siendo el país líder, la participación de EE.UU. cae de manera importante, pasando del 48,8% en 2000 al 31,3% en 2016. 



Como se puede observar en los dos últimos gráficos, en términos de la participación del 10% superior y el 1% de los artículos más citados como % del total de publicaciones científicas, la UE ha estabilizado su posición detrás de los EE.UU., mientras que China se está acercando a una gran velocidad rápida. Además, aunque la UE ha realizado algunos avances en la mejora de la calidad de su ciencia, persisten las diferencias entre los Estados miembros. 

Por un lado, a pesar de una ligera caída en la participación del total de artículos entre el 10% mas citados en todo el mundo desde 2000, los EE.UU. aún supera a la UE. Con más precisión, la UE tiene más publicaciones que los EE.UU. pero con menor impacto en cuanto a citas. Por el contrario, China está cerrando rápidamente la brecha con la UE, ya que en 2016 tiene un 10% de los artículos más citados a nivel mundial, lo que representa casi el doble que en el año 2000. 

Además, Suiza confirma su posición de liderazgo mundial, mientras numerosos países de la UE han continuado mejorando su "rendimiento" científico desde 2000 a 2016, destacando la mejora de países como Bélgica, Irlanda, Alemania, Austria y Luxemburgo. También despuntan otros países de la UE, como Estonia, Grecia, Hungría, Italia, Eslovenia y España, que han logrado aumentar, aunque en menor medida que el primer grupo, su producción científica en el periodo 2000-2016.

Por otro lado, la participación en el 1% superior de artículos científicos altamente citados como porcentaje del total de publicaciones científicas se utiliza a menudo como un indicador de la excelencia científica. En este sentido, la UE se ha mantenido en el mismo nivel desde 2007 a 2016. Esta tendencia es similar para los EE.UU., Corea del Sur y Japón, mientras que el nivel de excelencia de China ha continuado aumentando de manera constante en 2000, 2007 y 2016.

Finalmente, centrándonos en en Europa, Suiza es el país con mejor "rendimiento" del mundo en ciencia en lo que respecta a los artículos con el 1% más alto de artículos científicos altamente citados como porcentaje del total de publicaciones científicas, por delante de los EE.UU. y seguida por el Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Suecia, Luxemburgo, Irlanda, Alemania, Austria y Finlandia.





_______________________________________________________ 

Como citar esta entrada del Blog: 

Vicente Esteve, "Posición actual de España y la Unión Europea en el ranking internacional de producción científica", Universidad de Valencia, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 11/1/2021, http://vicenteesteve.blogspot.com/2021/01/posicion-actual-de-espana-y-la-union.html

sábado, 19 de diciembre de 2020

Trayectoria temporal de las tres principales criptomonedas por capitalización de mercado: bitcoin, Ether y XRP

 

Una “criptomoneda” o “criptodivisa” es una moneda virtual creada gracias a un código computarizado y que se demanda como un activo financiero alternativo. Del mismo modo, una criptomoneda es una cadena de datos que indica una unidad. La principal diferencia de éstas últimas con las monedas convencionales es que las criptodivisas están completamente descentralizadas, es decir, no son controladas, ni supervisadas por ningún gobierno o banco central, sino que son monitoreadas por un protocolo de Internet P2P y se rigen por la credibilidad que mantienen sus inversores.

Su precio varia diariamente en función de la demanda y oferta como cualquier otro activo financiero, tal y cómo puede ser una moneda tradicional en el mercado de divisas (por ejemplo, el tipo de cambio del dólar con el euro) o una acción en el mercado de valores (por ejemplo, la cotización de Amazon).

En los gráficos siguientes mostramos la evolución histórica de los precios (escala derecha) de las tres principales criptomonedas por capitalización de mercado (market cap, escala izquierda): bitcoin, Ether y XRP.

Bitcoin es la primera criptomoneda descentralizada descrita originalmente en un documento técnico de 2008 por una persona o grupo de personas, utilizando el alias Satoshi Nakamoto. Se lanzó poco después, en enero de 2009. A partir de 2020, se desconoce la verdadera identidad de la persona, u organización, que está detrás del alias.

El precio de Bitcoin alcanzó los 22.912 dólares el 19 de diciembre de 2020 y su capitalización de mercado los 426.849 millones de dólares.



Ethereum es un sistema de cadena de bloques de código abierto descentralizado que presenta su propia criptomoneda, Ether. ETH funciona como plataforma para muchas otras criptomonedas , así como para la ejecución de contratos inteligentes descentralizados. Ethereum tiene un total de ocho cofundadores, siendo el ruso-canadiense Vitalik Buterin el más conocido del grupo. 

El precio de Ether alcanzó los 650,6 dólares el 19 de diciembre de 2020 y su capitalización de mercado los 74.184 millones de dólares.


XRP es la moneda que se ejecuta en una plataforma de pago digital llamada RippleNet. La idea detrás de la plataforma de pago Ripple surgió por primera vez en 2004 impulsada por Ryan Fugger. Posteriormente, Jed McCaleb y Chris Larson se hicieron cargo del proyecto en 2012 antes de comenzar su andadura en la práctica.

El precio de Ether alcanzó los 0,57 dólares el 19 de diciembre de 2020 y su capitalización de mercado los 26.200 millones de dólares.


Los riesgos de operar con criptomonedas están relacionados principalmente con la volatilidad del mercado de criptomonedas.

Con más detalle, los riesgos más comunes que se asocian con las criptomonedas son cuatro: a) la volatilidad de su precio: los cambios inesperados en las expectativas del mercado pueden provocar fluctuaciones repentinas y contundentes del precio; b) la falta de regulación internacional y nacional: las criptomonedas actualmente no están reguladas ni por gobiernos ni por bancos centrales; c) existe un peligro potencial de errores humanos y de ataques informáticos; d) pueden verse afectadas por bifurcaciones o interrupciones. En el caso de bifurcaciones duras puede haber bastante volatilidad en los precios y es posible que se suspendan sin previo avido las operaciones si no hay precios fiables del mercado subyacente.

El auge del mercado de las criptomonedas ha puesto nervioso a gobiernos y banco centrales. 
Europa no quiere quedarse atrás en la carrera por las monedas digitales, a la que ya se lanzaron en modo de prueba la Reserva Federal estadounidense o el Banco Central de China.

El Banco Central Europeo (BCE) publicó el 2 de octubre de 2020 un informe en el que asegura que empieza a analizar la posibilidad de crear un euro digital. A diferencias de las criptomonedas como el Bitcoin, el euro digital tendrá un valor fijo. El BCE cree que debe ser el emisor único de un eventual euro digital como lo es de los euros físicos. En cualquier caso sería un pago anónimo, tal y como ocurre cuando lo hacemos con los billetes de euros.

Un euro digital podría evitar que un servicio de pago digital, emitido y controlado desde fuera de la Eurozona, suplante las soluciones de pago existentes, escenario que podría llegar a amenazar la estabilidad financiera de la soberanía monetaria.

_______________________________________________________ 

Como citar esta entrada del Blog: 

Vicente Esteve, "Trayectoria temporal de las tres principales criptomonedas por capitalización de mercado: bitcoin, Ether", Universidad de Valencia, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 19/12/2020, 
http://vicenteesteve.blogspot.com/2020/12/trayectoria-temporal-de-las-tres.html.


domingo, 22 de noviembre de 2020

Indicadores del mercado de la vivienda en España y la Unión Europea: precios y accesibilidad

 


En esta entrada del Blog comentamos la evolución reciente de los precios en términos nominales y reales de la vivienda, así como de un indicador de accesibilidad de las familias a la vivienda en España y en un grupo de países a nivel internacional.

En el primer gráfico (hacer clic para verlo mas grande) se muestra la evolución temporal del precio del metro cuadrado en euros de la vivienda libre en España para el periodo 1995-2019. El precio máximo se alcanza en 2007 con 2.018,5 euros el metro cuadrado durante el periodo del boom económico (1995-1997) y, desde entonces, coincidiendo con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, se inicia una caída sostenida hasta el 2014 del +29,8%. Finalmente, desde 2015 empieza una etapa de recuperación hasta el 2019 con un nuevo aumento del precio de la vivienda del 13%.

Fuente
Fuente: Ministerio de Fomento y Banco de España

En el segundo y tercer gráfico se muestra el perfil temporal de los precios de la vivienda en términos nominales y reales (números índices), respectivamente, para un conjunto de países representativos a nivel internacional, y para el periodo 1995-2020 (datos trimestrales).

En términos reales (descontada la tasa de inflación) el único país que mantiene en todo el periodo una subida sostenida de precios de la vivienda es Australia. Para el caso de España, destacar tres sub-periodos diferenciados: i) la subida acumulada del +109,6% entre 1995 y 2007; ii) la caída acumulada del -36,1% entre 2007 y 2014; iii) y, por último, la recuperación de los precios reales del +5,3% entre 2014 y 2020.

Fuente: Federal Reserve Bank of Dallas



En el siguiente gráfico aparece para España el perfil temporal entre 1995 y 2020 del indicador más utilizado a nivel internacional para medir la accesibilidad a la vivienda de las familias. Se trata de la variable conocida como "esfuerzo para la adquisición de la vivienda". La misma se obtiene por la ratio del precio medio de una vivienda libre de 93,75 metros cuadrados y la renta bruta anual estimada del hogar mediano. Desde el punto de vista económico se obtiene el número de años necesario para comprar la vivienda, bajo el supuesto que toda la renta se dedique a ello.

Destacar tres sub-periodos diferenciados en la evolución del esfuerzo para la adquisición de la vivienda: i) la subida entre 1998 (3,7 años) y 2007 (9 años, máximo de la serie histórica); ii) la caída entre 2007 (9 años) y 2016 (6,5 años); iii) y, por último, la subida del esfuerzo entre 2016 (6,5 años) y 2020 (7,1 años),  el nivel más alto desde 2012. Una variable que ha ido deteriorándose en los últimos cuatro años, debido no solo al fuerte incremento de los precios de la vivienda sino a los bajos salarios, que no han subido al mismo ritmo o han permanecido prácticamente estancados.

Fuente: Banco de España

En el cuadro adjunto, se presentan a efectos de comparación internacional los datos del esfuerzo para la adquisición de la vivienda en un conjunto de países representativos a nivel internacional entre 2008 y 2019, tras el inicio de la crisis financiera internacional de 2007-2008. Los datos se presentan en número índice (nominal) con base 2015 = 100, no con el número de años como en el anterior gráfico de la economía española.

En el Top 5 de las mayores subidas en el índice del esfuerzo para la adquisición de la vivienda entre 2008 y 2019 se sitúan Austria (+63,6%), Reino Unido (+45%), Hungría (+36,6%), EE.UU. (+34,9%) y Noruega (+30,7%). En el lado contrario, en el Top 5 de las mayores bajadas en el índice del esfuerzo para la adquisición de la vivienda entre 2008 y 2019 se sitúan Rumanía (-49,5%), Chipre (-32,7%), Eslovaquia (-30,5%), España (-29,4%) y Lituania (-28,3%).

Fuente: European Mortgage Federation 

_______________________________________________________ 

Como citar esta entrada del Blog: 

Vicente Esteve, "Indicadores del mercado de la vivienda en España y la Unión Europea: precios y accesibilidad", Universidad de Valencia, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales,   22/11/2020, 

http://vicenteesteve.blogspot.com/2020/11/indicadores-del-mercado-de-la-vivienda.html

sábado, 31 de octubre de 2020

Halloween 2020 y Donald Trump: la caza de brujas


Cuando en la noche de Halloween de 2020 en EE.UU. suena el timbre de nuestra casa, abrimos con temor la puerta y alguien pronuncia la famosa frase "Trick or Treat", uno se puede encontrar con el Presidente Donald Trump en persona (o a veces disfrazado de incógnito):














martes, 6 de octubre de 2020

Los EE.UU. ya exporta más bienes energéticos de los que importa

 

La Agencia de Información Energética de EE.UU. (U.S. Energy Information Administration, EIA) publicó recientemente el informe mensual de los datos de los mercados energéticos de EE.UU.

En el primer gráfico (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) destaca el importante cambio de modelo en la producción de energía primaria en EE.UU. desde el carbón hacia el gas natural como fuente de energía, impulsado tanto por la regulación como por la economía del fracking (la técnica de extracción petrolera en base a perforación de las rocas). También es muy importante el crecimiento de la energía eólica y solar, de manera especial la energía solar que está creciendo espectacularmente a una tasa interanual del 140% de junio de 2020 respecto a junio de 2019. [1] [2]

El cambio de modelo en la producción de energía primaria se traslada como cabía esperar a un cambio en el consumo de energía primaria en la economía norteamericana., tal y como se puede ver en el segundo gráfico. Se reduce ligeramente el consumo de derivados del petróleo y drásticamente el consumo de carbón, mientras aumenta espectacularmente el consumo de gas natural y también de manera destacada el consumo derivado de energía renovables, eólica y solar.

El cambio reciente de modelo energético en EE.UU. se registra también en el comercio exterior de bienes energéticos, tal y como se puede apreciar en el tercer gráfico. Históricamente, el país ha importado mucha más energía de la que ha producido, pero la expansión masiva de la producción nacional de petróleo y de gas natural ha revertido ese precedente por completo. Ahora, EE.UU. ya exporta mas bienes energéticos de los que importa (importaciones netas de energía primaria negativa). 

Gracias al fracking se convierte en el mayor productor y exportador mundial de petróleo, tras duplicar su producción en 10 años. La economía norteamericana pasó de importar 2,5 billones de Btu más de energía de la que produjo en 2006 a exportar más energía de la que importa a partir de agosto de 2019.



En el terreno político, los norteamericanos ya presumen de la "independencia energética" y de su “dominio energético” gracias al fracking. Para la OPEP, esto supone un aumento de la competencia y pérdida de influencia.

--------

[1] Quadrillion (cuatrillón) en la escala corta (EE.UU., Reino Unido, entre otros) equivale a unidades y en la escala larga (Europa, entre otros) equivale a  unidades.

[2] Una Unidad de energía Btu (british thermal unit) equivale a 1055,06 julios.


_______________________________________________________ 

Como citar esta entrada del Blog: 

Vicente Esteve, "Los EE.UU. ya exporta más bienes energéticos de los que importa", Universidad de Valencia, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 6/10/2020,  https://vicenteesteve.blogspot.com/2020/10/los-eeuu-ya-exporta-mas-bienes.html

martes, 29 de septiembre de 2020

Draghi: sólo una "buena deuda" (pública) generada por el coronavirus salvará la economía

 


El economista italiano y ex presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dió una conferencia en el Meeting for Friendship Amongst Peoples Foundation ("Reunión por la amistad entre los pueblos") en Rimini, Italia, el 18 de agosto de 2020. Se trata de la 41ª edición de este foro católico internacional de reflexión.

La eurozona ha sufrido un golpe económico sin precedentes como resultado de meses de bloqueos relacionados con el coronavirus. Draghi, a quien se le atribuye en gran parte el mérito de salvar al euro del colapso durante la crisis de deuda de la eurozona, dijo que las medidas adoptadas por los gobiernos y los bancos centrales para apuntalar la economía habían sido "correctas". También pidió a los gobiernos europeos que se aseguren de que los montos colosales de deuda pública que están acumulando los países a raíz de la pandemia de coronavirus se inviertan en mejorar sus economías para que las generaciones futuras puedan beneficiarse.

He aquí algunos extractos de su intervención:

“La deuda (pública) creada por la pandemia no tiene precedentes y tendrá que ser saldada principalmente por los jóvenes de hoy (las generaciones futuras)".

"Europa está acumulando grandes cantidades de nuevos préstamos debido a los enormes subsidios gubernamentales necesarios para mantener a flote las empresas y los hogares durante lo peor de la pandemia".

"Pero esa deuda solo es sostenible si se utiliza con fines productivos, como inversiones en los jóvenes, en infraestructuras productivas o en investigación".

“En ese caso, se verá cómo una deuda 'buena'”.

"Sin embargo, si la deuda se utiliza con fines improductivos, se verá cómo deuda 'incobrable' y su sostenibilidad se verá erosionada".

"Pero ahora es urgente una inversión masiva de recursos intelectuales y financieros para los jóvenes. Por lo tanto, es nuestro deber brindarles los medios para pagar esta deuda y hacerlo mientras vivimos en sociedades avanzadas, en lugar de invertir recursos en iniciativas que generen rendimientos políticos garantizados e inmediatos".

“El estado de emergencia y las medidas que ha justificado no durarán para siempre. Ahora es el momento de demostrar sabiduría al elegir el futuro que queremos construir ".

Este enlace se puede ver la intervención completa de Mario Dragui en video:


_______________________________________________________ 
Como citar esta entrada del Blog: 

Vicente Esteve, "Draghi: sólo una "buena deuda" (pública) generada por el coronavirus salvará la economía", Universidad de Valencia", Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 29/9/2020, 

viernes, 25 de septiembre de 2020

El impacto del COVID-19 en el saldo por turismo de la balanza pagos a nivel internacional


El FMI ha estimado recientemente el impacto del COVID-19 en el saldo por turismo de la balanza pagos en un conjunto de países grandes y pequeños, en los cuales el turismo del exterior (que se considera una exportación de servicios) tiene una incidencia muy significativa en su PIB y en su balanza por cuenta corriente. El saldo de la cuenta corriente de un país es una medida de sus transacciones totales con el resto del mundo, que incluye pero no se limita al comercio de bienes y servicios.

En el gráfico siguiente (hacer clic para ver más grande) se presenta la estimación de cuál será el impacto directo del COVID-19 a finales de 2020 sobre el saldo por turismo con el exterior (ingresos por exportaciones de turismo y pagos por importaciones de turismo) y sobre el saldo del conjunto de la balanza por cuenta corriente (en % del PIB) de un grupo de países medianos o grandes.

COVID and Tourism

COVID-19 and Tourism

De acuerdo con el Informe publicado en agosto de 2020 por el FMI titulado 2020 External Sector Report: Global Imbalances and the COVID-19 Crisis, serían Tailandia, Grecia, Portugal, Marruecos y Costa Rica (en este orden) los países más afectados por las pérdidas en los ingresos netos del turismo (impact on exports - impact on imports) con un impacto en el saldo de la balanza por  cuenta corriente de más de 3 puntos porcentuales del PIB.

Por ejemplo, en Tailandia el país más afectado, una disminución del turismo debido al COVID-19 podría reducir las exportaciones de turismo del país en 8 puntos porcentuales del PIB y tener un impacto neto directo negativo de alrededor de 6 puntos porcentuales del PIB en su saldo de cuenta corriente de 2020. Ello supone que la crisis del turismo erosionaría la mayor parte de los 7 puntos porcentuales sobre el PIB del superávit de la cuenta corriente de 2019. 

España se sitúa en el puesto sexto de incidencia y se estima en 2020 una caída de los ingresos por turismo exterior de 4 puntos porcentuales, con un impacto neto directo negativo de alrededor de 2,6 puntos porcentuales del PIB en su saldo de cuenta corriente de 2020. 

_______________________________________________________

Como citar esta entrada del Blog:

Vicente Esteve, "El impacto del COVID-19 en el saldo por turismo de la balanza pagos a nivel internacional", Universidad de Valencia", Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 25/9/2020, 

lunes, 7 de septiembre de 2020

Evolución de los tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo a 30 años en EE.UU., 1971-2020


En está entrada del Blog mostramos la evolución de los tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo a 30 años en EE.UU. para el periodo 1971-2020, con especial incidencia en la era post-COVID-19. 

Freddie Mac y Fannie Mae son las dos grandes agencias gubernamentales financieras que garantizan la mayor parte de las hipotecas concedidas en los EE.UU. y que están patrocinadas por el gobierno federal. Históricamente eran compañías privadas que operaban con permiso del gobierno y bajo su reglamentación. A finales del 2008, tras la crisis financiera, el gobierno de EE.UU. se hizo cargo de las operaciones de ambas compañías. Ambas agencias trabajan con prestamistas en lugar de con consumidores finales que toman préstamos de estos prestamistas. En conjunto, estas compañías representan en la actualidad un stock de 5,4 billones de dólares en hipotecas, que es aproximadamente la mitad del total de préstamos para la vivienda en el país.

Las garantías a los préstamos que otorgan Fannie Mae y Freddie Mac reducen el riesgo para los prestamistas que hacen préstamos y para los inversores que podrían adquirirlos. Esto hace que los préstamos hipotecarios sean mas asequibles y contribuye a la disponibilidad de préstamos a tipos de interés fijos a 30 años. Por lo general, las hipotecas que no pueden obtener las garantías de Fannie Mae o Freddie Mac son mas caras.

Por un lado, Fannie Mae fue creada durante la Gran Depresión en el año 1938) impulsada por el presidente Franklin D. Roosevelt. Su nombre original es Federal National Mortgage Association (FNMA) y surge a partir de la Federal Home Loan Bank Act, con el objetivo de impulsar la posibilidad de que mas ciudadanos americanos tuvieran acceso a un hogar. Fannie Mae no funciona como un organismo que presta dinero para comprar una vivienda, sino como un intermediario. Siendo uno de los mayores compradores de préstamos hipotecarios del mercado secundario, puede respaldar y garantizar estas hipotecas a través de entidades financieras que están adscritas a sus servicios.

En 1968 Fannie Mae se transformó en una empresa. En lugar de utilizar los impuestos para sus operaciones, el Congreso de EE.UU. aprobó hacer una oferta pública para conseguir capital a través de accionistas. Desde entonces, aunque está patrocinada por el gobierno, sus inversores son propietarios de esta agencia. En definitiva, este organismo se separaría del gobierno para convertirse en una GSE (Government Sponsored Enterprise) o agencia paragubernamental.

Por otro lado, Freddie Mac conocida como FHLMC (Federal Home Loan Mortgage Corp) fue creada como agencia gubernamental durante la presidencia de Richard Nixon, en el año 1970. En ese momento, el Congreso impulsó su puesta en marcha para que pudiera competir con Fannie Mae. La diferencia principal con respecto a ésta, es que Freddie Mac podía comprar cualquier tipo de hipoteca.

Freddie Mac es uno de los resultados de la entrada en vigor de la Emergency Home Finance Act de 1970. El objetivo de su creación fue ampliar el mercado secundario de créditos hipotecarios y, al mismo tiempo, reducir las tasas de interés de riesgos para las entidades financieras. Posteriormente, este organismo se separaría del gobierno para convertirse también en una GSE, por lo que existe la posibilidad de comprar acciones para participar en ellas. Al igual que Fannie Mae, su labor no está enfocada en otorgar un préstamo hipotecario, sino en crear condiciones de liquidez para bancos, uniones de crédito y entidades de ahorro.

Aunque ambas agencias paragubernamentales tienen el mismo objetivo, dos son las principales diferencias: 

(1) Fannie Mae ofrece el préstamo conocido como HomeReady ("listo para el hogar") mientras que Freddie Mac ofrece el programa Home Possible ("hogar posible") en las que se impone diferentes condiciones de elegibilidad a los solicitantes y de condiciones de los préstamos hipotecarios.

(2) Fannie Mae crea las condiciones de mayor acceso al crédito comprando las hipotecas de los bancos comerciales más importantes. Por el contrario, Freddie Mac busca el mismo objetivo pero adquiriendo estos compromisos de financiación de entidades financieras más pequeñas o locales que tienen una menor exposición.

¿Cómo afecta la política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU. a los tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo a 30 años de la economía norteamericana?

La política monetaria afecta a los tipos de interés de la economía incluidos los tipos de interés de las hipotecas, que a su vez influyen a las decisiones en el mercado de la vivienda. Si bien la Reserva Federal de EE.UU. no tiene la capacidad de fijar directamente los tipos de interés de las hipotecas, sí puede diseñar las políticas monetarias que afectan indirectamente a estas tasas. La influencia de la Reserva Federal se puede ver en cómo sus acciones afectan el precio del crédito a corto plazo, que luego se refleja en los tipos de interés a largo plazo de los prestamos hipotecarios que los prestamistas ofrecen a los posibles prestatarios.

El efecto dominó comienza cuando la Reserva Federal encarece el endeudamiento de los bancos al fijar unas tasas de los fondos federales (tipos de interés de referencia) más altas, los bancos a su vez transfieren los costes mas altos a sus clientes. Los tipos de interés sobre los préstamos de los consumidores, incluidos los hipotecarios, tienden a subir. Y a medida que suben los tipos de interés a corto plazo, los tipos de interés a largo plazo también suelen subir. En este sentido, si finalmente la tasa de interés del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años sube, ello se traslada a un aumento de los tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo a 30 años, ya que, en general, la primera influye en la segunda.

La evolución de los tipos de interés (nominales) de las hipotecas a tipo fijo a 30 años en EE.UU. para el periodo 1971-2020 se muestra en el gráfico adjunto (hacer clic para verlo más grande). Los datos provienen de la encuesta nacional de tasas hipotecarias de Freddie Mac (datos del mercado hipotecario primario con frecuencia semanal, hasta el jueves).


El último dato disponible de las tasas hipotecarias las sitúan en el 2.93% en mínimos históricos. La caída de los niveles por debajo del 3% comenzó el 16 de julio de este año. El anterior mínimo en la era pre-COVID-19 se alcanzó el 2 de mayo de 2013 con un 3,35%.

¿Cómo ha influido la política monetaria de la Reserva Federal en estas caídas desde el inicio de la pandemia en EE.UU.?

Los tipo de interés hipotecarios comenzaron a caer semanas antes del primer recorte de tasas de los fondos federales del año por parte de la Reserva Federal el 3 de marzo de 2020. Posteriormente, 12 días después de esa reducción de medio punto porcentual, la Reserva Federal anunció otro recorte sorpresa de un punto porcentual completo, estableciendo el objetivo actual para las tasas de los fondos federales en un rango de 0% al 0,25%.

El banco central anunció que no subirá la tasa "hasta que esté seguro de que la economía ha resistido los eventos recientes" y el empleo y la inflación vuelvan a la normalidad, por lo que es previsible que las tasas hipotecarias se mantengan en niveles históricamente bajos.

_______________________________________________________

Como citar esta entrada del Blog:

Vicente Esteve, "Evolución de los tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo a 30 años en EE.UU., 1971-2020", Universidad de Valencia", Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 7/9/2020, 

lunes, 20 de julio de 2020

Escala de remuneraciones (salarios y pensiones) en España en 2018



En el cuadro adjunto (hacer clic para verlo más grande) aparece la escala de mayor a menor de las remuneraciones (salarios y pensiones) en la economía española a finales de 2018. Para los salarios se ha utilizado los últimos datos publicados por el INE en su Encuesta anual de estructura salarial 2018 (publicada el 25 de junio de 2020). Los datos para 2018 de las pensiones han sido extraídos del Boletín Informativo de la Seguridad Social: Gestión Económica 2018, diciembre, del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Aunque existen datos más recientes de las pensiones hemos utilizado los de 2018 a efectos de comparación homogénea con los salarios.


Conviene recordar que hay tres maneras de medir el salario a) el salario medio (o media estadística) que se obtiene de la remuneración total de los salariados (trabajadores por cuenta ajena) dividida por el número total de ocupados asalariados); b) el salario mediano (o mediana estadística) que divide el número de trabajadores entre los que tienen un salario superior al mediano y los que tienen un salario inferior al mediano; y c) el salario más frecuente (o moda estadística) que refleja el salario que más individuos tienen en la población ocupada. Este último indicador es el más adecuado para medir el salario representativo de un trabajador. 

En prime lugar, el salario medio bruto (antes de efectuar retenciones de las cuotas de la seguridad social y del IRPF) se sitúo en 2018 en 1.714,9 euros al mes, mientras que el salario mediano y mas frecuente se situaron en 1.434,1 y 1.319,2 euros, respectivamente. La diferencia entre este salario medio y el salario más frecuente fue de 395,7 euros al mes (5.539,8 euros al año). Esto significa que había pocos trabajadores con salarios muy altos pero que influyeron de manera muy significativa en el salario medio.

En segundo lugar, la pensión media de jubilación (1.251,6 euros) y la pensión media total (1.059 euros, ponderada por los regímenes de incapacidad permanente, de jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) van recortando la "brecha" con el salario más frecuente a medida que pasan los años. Esto nos indica que el sistema de pensiones español es demasiado "generoso".  

Existe una gran cantidad de indicadores que nos previenen del grado de "generosidad" de un sistema de pensiones. El más importante es la llamada tasa de reemplazo. La tasa de reemplazo mide el porcentaje del último sueldo que cubre la pensión, por tanto una tasa de reemplazo alta sería sinónimo de un sistema de pensiones generoso. 

En España, la tasa de reemplazo neta (eliminando el efecto de los impuestos y de las cotizaciones sociales de cada país) es muy alta según los últimos datos publicados por la OCDE para finales de 2018 (véase siguiente gráfico, situarse encima del país para ver su tasa de reemplazo). Con mas detalle, los jubilados españoles cobraban ese año una pensión media equivalente al 83,4% de su último sueldo y esa tasa de reemplazo era claramente superior a la de sus homólogos del resto de Europa y de la OCDE. Así, en la Unión Europea (28 países) la tasa de reemplazo media era del 63,5%, en los países de la OCDE (37 países que se consideran desarrollados) era del 58,6%, mientras que en Alemania era aún más baja ese año (51,9%).


En tercer lugar, la dispersión observada en las pensiones entre las diversas Comunidades Autónomas refleja la dispersión de las cotizaciones asociadas a los diferentes salarios medios en el pasado. De este modo, la pensión media de jubilación más alta se alcanza en el País Vasco (1.584,9 euros), mientras que la pensión media de jubilación más baja se alcanza en Extremadura (999,2 euros).

En cuarto lugar, el salario medio mensual de los hombres (1.909,8 euros) es superior al de las mujeres (1.500,8 euros). Por tanto, el salario promedio mensual de las mujeres fue en 2018 un 21,4% inferior al de los hombres. No obstante, esta diferencia debe matizarse en función de otras variables (tipo de contrato, de jornada, ocupación, antigüedad, etc.) que inciden de forma determinante en el salario mensual final. No obstante, si tenemos en cuenta la definición de la Unión Europea del indicador estructural “brecha salarial entre mujeres y hombres”, que utiliza la ganancia ordinaria por hora trabajada como base de la comparación, la diferencia se situó en tan sólo el 10,0%. [1]

En quinto lugar, por tipo de actividad el salario medio es mas alto en los sectores de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3.659,8 euros, un 113,4% superior a la media nacional). -sectores oligopolísticos y regulados- lo cual debería ser un incentivo para los alumnos de ingeniería y de formación profesional de estas ramas, mientras que los peor pagados son los trabajadores de la hostelería (1.024,6 euros, un 40,3% inferior a la media nacional), lo cual tampoco  debe sorprendernos (actividades con baja productividad y valor añadido).

Por último, en relación al nivel de estudios, el salario medio mensual es mayor en 2018 a medida que aumenta el nivel educativo. Así, los trabajadores sin estudios o que no habían completado la Educación primaria tuvieron una remuneración mensual de 1.085 euros, inferior en un 36,7% al salario medio mensual general. En el otro extremo, el salario medio mensual de los licenciados y doctores universitarios (2.704,9 euros) superó en un 57,7% al salario mensual medio. Ampliar los estudios es rentable a medio y largo plazo.

----------
[1] El indicador “brecha salarial entre mujeres y hombres”, definido por la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat), representa la diferencia entre la ganancia por hora de hombres y de mujeres asalariados, como porcentaje de la ganancia hora de los hombres. Eurostat lo calcula únicamente para los asalariados que trabajan en unidades de 10 y más trabajadores y en la ganancia hora incluye los pagos por horas extraordinarias realizadas pero excluye las gratificaciones extraordinarias. Mas detalle en:

http://ec.europa.eu/eurostat/web/labourmarket/earnings

_______________________________________________________

Como citar esta entrada del Blog:

Vicente Esteve, "Escala de remuneraciones (salarios y pensiones) en España en 2018", Universidad de Valencia", Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 20/7/2020, http://vicenteesteve.blogspot.com/2020/07/escala-de-remuneraciones-salarios-y.html

domingo, 28 de junio de 2020

Evolución histórica de las variables macroeconómicas fiscales de la economía española, 1964-2019, y proyecciones 2020-2021


Entrada elaborada conjuntamente con María A. Prats de la Universidad de Murcia

En esta entrada del Blog se presenta la senda temporal de las principales variables macroeconómicas fiscales de las AA.PP. españolas (medidas en % del PIB) actualizadas para el periodo 1964-2019 y las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el periodo 2020-2021. Con más detalle, se ha añadido la cifra provisional del año 2019 y se han corregido también todas las cifras anteriores con datos actualizados de las nuevas series elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos provienen de las Cuentas Financieras de la Economía Española elaboradas por el Banco de España y de la Contabilidad Nacional de España elaborada por el INE. También se presentan proyecciones de déficit público total (incluyendo los pagos de intereses de la deuda pública acumulada) y del stock de deuda pública bruto (según la metodología del Déficit Público Excesivo, PDE), proyecciones elaboradas el pasado 25 de junio por el FMI para el periodo 2020-2021. Por último, se muestra la evolución histórica del stock de deuda pública en % del PIB para España para el periodo 1850-2019 y las previsiones para 2020-2021.

Nos gustaría destacar los tres últimos periodos de la historia presupuestaria de la economía española: a) el ajuste fiscal del periodo 1996-2007; b) el deterioro brusco y profundo de las finanzas públicas en los años 2008 y 2009, después del inicio de la crisis económica derivada de la crisis financiera internacional; y c) el nuevo periodo de ajuste fiscal que comenzó en el año 2010 que avanza a un ritmo excesivamente lento para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Este problema se va agravar considerablemente con la recesión provocada por el COVID-19, tanto por el aumento del gasto público como por la merma de la recaudación de los ingresos públicos.

En el primer gráfico (hacer clic para verlo mas grande) aparece la evolución de los ingresos totales, los gastos totales y los gastos netos de intereses de la deuda pública o gastos públicos primarios. En primer lugar, destacar el hundimiento de los ingresos en 2008 y 2009, y el espectacular crecimiento de las dos variables representativas de los gastos públicos en los años posteriores a 2008. En segundo lugar, a pesar de los esfuerzos realizados, los gastos totales y los gastos sin intereses de la deuda pública se situaron a finales de 2019 en el 42,1% y el 39,8% del PIB, respectivamente. Por último, los ingresos públicos se estancan respecto a 2018, lejos todavía del máximo de recaudación alcanzada en 2007 (41,4% del PIB), último año del periodo de expansión económica registrado en la economía española (1995-2007).



En el segundo gráfico se presenta la evolución del ahorro bruto total y del ahorro bruto primario (excluido los pagos de intereses de la deuda pública) del total de las AA.PP. La primera variable se obtiene del saldo conjunto de las cuentas corrientes (ingresos y gastos corrientes) de las AA.PP. (cuentas de producción, distribución y utilización de la renta). El ahorro bruto total y primario, que había crecido ininterrumpidamente en una década (desde 1997 a 2007), retrocedió bruscamente en el año 2008 y alcanzó en 2009 niveles negativos no conocidos en esta serie histórica. En el periodo 2009-2019 el ahorro público primario ha registrado una importante mejora (4,3 puntos porcentuales en % del PIB) hasta situarse en un nuevo superávit en 2019 (+1,4 puntos porcentuales en % del PIB), mientras que el desequilibrio negativo en el ahorro público total se ha reducido en 3,7 puntos porcentuales hasta alcanzar en 2019 un ligero déficit (-0,9 puntos porcentuales del PIB). Recordar que el mantenimiento de saldos de ahorro público equilibrados permite cumplir la "regla de oro" de la política fiscal: emitir deuda pública solamente para financiar la inversión pública.



En el gráfico 3 se presenta la evolución temporal del superávit o déficit de las AA.PP. total y primario (excluidos los pagos de intereses de la deuda pública). Con más precisión, se trata de la capacidad (+) o necesidad de financiación (-) total y neta de intereses, obtenida como suma del ahorro bruto y del saldo de la cuenta de capital de las AA.PP. En este caso, se incluye además de los ingresos y gastos públicos corrientes, los ingresos y los gastos de capital de las AA.PP., incluida la inversión pública, entre otras partidas.



Como se puede observar en el gráfico, un periodo significativo de ajuste fiscal comenzó después de 1995 (año en el que se alcanzó un déficit público récord hasta entonces del -6,6%), para posteriormente reducirse en años sucesivos el déficit hasta el año 2004, y generándose superávit públicos crecientes en el periodo 2005-2007. Nuevamente, el año 2008 marca un cambio de tendencia brusco, al aparecer cifras de déficit público total del -4,5%, cifras no registradas desde el año 1996. En el año 2009 se alcanzó una nueva cifra récord: un -9,4% de déficit público primario y un -11,1% de déficit público total en estos 53 últimos años de historia de la hacienda pública española. El proceso de consolidación fiscal que había tenido relativo éxito en el periodo 2010-2011, se frenó significativamente en 2012, aunque se ha vuelto ha encauzar en los años 2013 a 2019, con un ligero paso atrás en el último ejercicio presupuestario. Con más detalle, el déficit público total se ha reducido desde 2012 en 7,9 puntos porcentuales del PIB, hasta alcanzar el 2,8% del PIB, mientras que el déficit público primario se ha reducido en 7,2 puntos porcentuales del PIB, hasta situarse muy cercano al equilibrio (-0,5% del PIB) .

No obstante, el déficit público total actual (-2,8% del PIB) está todavía lejos del equilibrio presupuestario. El problema fiscal refleja todavía tanto la insuficiente caída del gasto público, como sobre todo un problema de insuficiencia recaudatoria.

En el gráfico 4 se muestra la senda temporal de dos variables representativas del stock de deuda pública de las AA.PP. La primera es el stock de deuda pública total medido por el conjunto de los pasivos financieros totales de las AA.PP. En el segundo caso, la segunda variable representativa del stock de deuda pública (menor en niveles por las partidas que incluye) es construido según la metodología del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE) incluido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la zona del euro (esta es la cifra oficial que pública el Banco de España y el Banco Central Europeo sobre el total de la deuda pública española). En ambos casos, la reducción es espectacular desde el año 1996 hasta el año 2007, y nuevamente se produce un deterioro muy significativo y persistente desde el inicio de la crisis financiera internacional en el año 2008. Con más detalle, en el año 2019 el stock de deuda pública según la metodología del PDE se sitúa ya claramente por debajo del 100%, pero sobrepasando ampliamente el límite impuesto por el Tratado de Maastricht (60% del PIB). Con mas detalle, el stock de deuda pública según el PDE se situó a finales de 2019 en 1.188.862 millones de euros (95,5% del PIB), mientras que el stock de deuda pública total (que incluye más pasivos de las AA.PP.) sigue creciendo y alcanzó la cifra de 1.761.110 millones de euros (141,4% del PIB).



En los gráficos 5 y 6 se han añadido a los gráficos 3 y 4, algunas previsiones del FMI disponibles para el periodo 2020-2021 de las cifras del déficit público total y del stock de deuda pública según la metodología PDE. Las previsiones del FMI aparecen en el informe IMF, World Economic Outlook Update, June 2020, publicado el pasado 25 de junio.





Por una parte, las previsiones disponibles para el déficit público total (gráfico 5) del FMI indican que el paron del proceso de ajuste fiscal en 2019-2020 derivado de la recesión económica generada por el COVID-19 llevarían a que el déficit del conjunto de las AA.PP. alcance a finales de 2020 y 2021 el -2,8% y el -13,9% del PIB, respectivamente, situándose en 2021 muy por encima del límite impuesto por el Tratado de Maastricht del -3%, con niveles superiores al alcanzado en 2012 (-10,7%) en el peor año tras la crisis financiera y económica iniciada en 2008. 

Por otra parte, las previsiones del FMI sobre la evolución del stock de deuda pública según la metodología del PDE (gráfico 6) estiman que el stock de deuda pública se situará a finales de 2020 y 2021 en el 123,8 y 124,1 % del PIB, respectivamente, cifras que más que doblan el límite impuesto en el Tratado de Masstricht del 60% del PIB. La previsiones del Gobierno de España para el periodo 2020-2021 las dejamos en "stand-by" a la espera de los presupuestos de 2021.

Por último, en el gráfico 7 se muestra la evolución histórica del stock de deuda pública en % del PIB para España para el periodo 1850-2021 y las previsiones para 2020-2021. 


La situación actual de la dinámica de la deuda pública se encamina sin control hacia los peores episodios de nuestra historia económica reciente: la I Guerra de Cuba de 1868-1878 en el reinado de Alfonso XII y la II Guerra de Cuba-Crisis de 1898 en el regencia-reinado de su hijo Alfonso XIII.


_______________________________________________________

Como citar esta entrada del Blog:

Vicente Esteve, "Evolución histórica de las variables macroeconómicas fiscales de la economía española, 1964-2019, y proyecciones 2020-2021", Universidad de Valencia", Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 6/6/2020, http://vicenteesteve.blogspot.com/2020/06/evolucion-historica-de-las-variables.html