jueves, 14 de mayo de 2020

La incidencia de COVID-19 en las importaciones de EE.UU. de China: ¿un nuevo efecto de desviación de comercio?


En un trabajo reciente de la Federal Reserve Bank of New York se cuantifica la incidencia de COVID-19 en las importaciones de EE.UU. de China. De ese estudio se pueden extraer tres conclusiones relevantes.

En primer lugar, cómo se puede observar en el siguiente gráfico, las importaciones procedentes de China (línea azul) disminuyeron drásticamente en el primer trimestre de 2020, mientras que las importaciones estadounidenses en general disminuyeron en menor medida (línea roja).


En segundo lugar, resulta interesante ver el comportamiento de las empresas importadoras estadounidenses de productos chinos por el valor de sus importaciones (tamaño del pedido a China). Como se puede observar en el siguiente gráfico, si bien la mayoría de los grandes clientes estadounidenses continuaron comerciando con sus proveedores chinos, los de menor tamaño parecen haber tenido más dificultades para continuar sus relaciones comerciales con proveedores chinos después del inicio de las medidas restrictivas adoptadas en China en relación al COVID-19.


En tercer lugar, tal y como muestran las cifras del siguiente cuadro, se puede constatar una "desviación de comercio" de las importaciones estadounidenses de proveedores chinos a proveedores de otros países asiáticos ocasionada por el COVID-19. [1]


La caída en las importaciones de China ha generado un cambio importante en el abastecimiento de las empresas estadounidenses hacia otros países para varias categorías de productos. En las tres primeras columnas del cuadro se registra la participación en las importaciones estadounidenses de diferentes países (incluida China) en marzo de 2019, en junio de 2020 y en marzo de 2020 (en plena incidencia del COVID-19). En las tres siguientes columnas se presenta la misma información pero utilizando la participación en valor.

Destacar algunos indicios de "desviación de comercio".

Por un lado, el % de cuota de mercado de China en las importaciones de EE.UU. en los sectores textil, calzado y maquinaria (o bienes de equipo) disminuyó de manera importante en marzo de 2020, tanto en comparación con marzo de 2019 como en comparación con enero de 2019.

Por otro lado, el % de la cuota de mercado del sector textil cuyo origen son los proveedores de la India y de Bangladesh aumentó de manera muy significativa. Al mismo tiempo, Vietnam ganó cuota de mercado en el sector de calzado y en el sector de maquinaria, y Alemania en el sector de maquinaria. Y estas ganancias de las cuotas de mercado no son solo en términos relativos (3 primeras columnas) sino también en términos de valor  de las importaciones (3 últimas columnas).

---------
[1] Ya tuvimos ocasión de mostrar otro efecto de "desviación de comercio" de las importaciones estadounidenses de proveedores chinos a proveedores de otros países asiáticos ocasionada por los nuevos aranceles de EE.UU. a China y la guerra comercial:

Vicente Esteve, “Los nuevos aranceles de EE.UU. a China genera una desviación de comercio de las importaciones chinas”, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 20/2/2020, http://vicenteesteve.blogspot.com/2020/02/los-nuevos-aranceles-de-eeuu-china.html.

sábado, 2 de mayo de 2020

La evolución de la diferencia de renta y de riqueza entre las familias con titulados y sin titulados universitarios en EE.UU., 1956-2016


En un trabajo reciente [1] de la Reserva Federal de St. Louis que utiliza micro datos  de las familias norteamericanas (encuestas de las finanzas de los consumidores) se muestra que la brecha de renta y riqueza entre las familias con titulados universitarios y los familias sin titulados universitarios sigue creciendo en EE.UU. desde mediados de los años 70. En otras palabras, la desigualdad de renta y riqueza aumenta entre estos dos tipos de familias aumenta con el paso del tiempo. Este fenómeno se conoce como la "prima" de la riqueza universitaria. Y además, el estatus quo en el top 10% de la riqueza acumulada se mantiene en ambos grupos. No es la primera vez que se realiza un estudio de este tipo con datos de EE.UU., pero sí el primero en utilizar un horizonte temporal tan amplio.

El primer gráfico muestra la evolución temporal de la renta media (parte A del gráfico) de la riqueza media (parte B del gráfico) de cada grupo (familias con titulados universitarios y sin titulados universitarios) para el periodo 1956-2016. Las series han sido normalizadas tomando un valor 1 para el año 1971. La divergencia es creciente desde finales de los años 70, multiplicándose por 1,5 en el caso de la renta media y 3 veces en el caso de la riqueza media al final de la muestra en 2016, y acelerándose en mayor medida desde finales de lo ochenta. [2]



En el segundo gráfico se representa la ratio de la riqueza/renta para la cada uno de los dos grupos.

Como la riqueza promedio ha aumentado más que la renta promedio, tanto para familias con titulados universitarios como para las que no tienen titulados universitarios, las ratios riqueza/renta han crecido en ambos casos. Sin embargo, el aumento de la ratio ha sido mucho mayor para los hogares universitarios debido a su enorme aumento de la riqueza.

Con más detalle, la ratio riqueza/renta se ha duplicado para los hogares con titulación universitaria pasando de 4,4 veces en 1971 a 8,5 veces en 2016. Por el contrario, en el caso de las familias sin titulados universitarios el crecimiento de la ratio fue de tan solo eel 27%, pasando de alrededor de 3,7 veces a 4,7 veces.


Veamos con más detalle el nivel de desigualdad en el reparto de la riqueza por grupos de acumulación de riqueza en ambos tipos de familias. 

En el último gráfico se muestra la proporción de las familias que pertenecen al rango 50 % inferior, al rango del 50-90 % medio y al rango 10 % superior de la distribución de riqueza acumulada dentro del grupo de familias con titulados universitarios (parte A del gráfico) y de las familias con titulados no universitarios (parte B del gráfico). [3]


Como se puede extraer del gráfico, como media de todo el periodo, entre las familias con titulados universitarios alrededor del 23 % de la riqueza pertenece al 10 % superior de la distribución de riqueza acumulada, el 45% de la riqueza al 50-90% y el 32% de la riqueza acumulada al 50 % inferior. Por tanto, hay solo pequeñas fluctuaciones alrededor de estas medias a lo largo del periodo completo. En lo que concierne a las familias sin titulados universitarios, los las proporciones de los tres rangos de acumulación de riqueza son del 6%, 38% y 56%, respectivamente, pero existe una tendencia muy clara en el tiempo hacia la caída de está acumulación en el 10% superior y a un aumento de la acumulación en el 50% inferior.

En síntesis, el estudio muestra algunas cuestiones relevantes.

Por un lado, los datos relativos a que familias norteamericanas llegan al 10% superior de la distribución de la riqueza, indican que la proporción de familias sin titulados universitarios en el grupo ha disminuido con el paso del tiempo.

Por el contrario, la proporción de familias con titulados universitarios que llegan a este grupo del 10% superior se ha mantenido muy estable con el paso del tiempo. 

En definitiva, el estudio sugiere que obtener un título universitario en EE.UU. no aumenta la probabilidad de llegar al grupo que acumula en 10% de la riqueza. De hecho, un título universitario parece ayudar a las familias de este grupo de titulados a mantener el estatus quo (el escalón, su rango), pero no a alcanzar la cúspide (el 10%). 

----------
[1] Bartscher, A. K., Kuhn, M. y Moritz S. (2020): "The College Wealth Divide: Education and Inequality in America, 1956-2016", Federal Reserve Bank of St. Louis Review, First Quarter, 102 (1), pp. 19-49.
[2] La definición exacta que se entiende por una familia con titulados universitarios y una familia sin titulados universitarios puede verse en el artículo.
[3] En el gráfico el valor 1 representa al 100% de la riqueza acumulada.