martes, 2 de febrero de 2016

Comportamiento de los principales índices de los mercados bursátiles de los países avanzados y emergentes, 2000-2016


Desde comienzos de 2016 asistimos a una caída generalizada de las bolsas mundiales. Las principales causas de este comportamiento negativo se centran principalmente en la debilidad de la economía y China y de otros países emergentes (especialmente Brasil), el hundimiento significativo de los precios del petróleo (y en menor medida de otras materias primas), y las dudas de los inversores sobre si el débil crecimiento económico se mantendrá en EE.UU. y en Europa.

En el primer gráfico (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se presenta la variación porcentual de los principales índices bursátiles de los países avanzados y emergentes en el mes de enero de 2016. [1] Como se puede observar, todos los índices registran caídas desde comienzos de año. Encabeza el ranking negativo el Shanghai Composite de China con un -22,65%, seguido del índice Hang Seng de Hong-Kong con un -10,18%, el índice DAX de Alemania con un -9,10% y el índice Nikkei 225 de Japón con un -7,96%. Y ya a más distancia, registran tasas de variación negativas los índices S&P 500 de EE.UU. (-5.07%), el índice Bombay SENSEX de la India (-4,77%), el índice CAC 40 de París (-4,75%) y el índice FTSE 100 del Reino Unido (-2,54%).

Evolución de los principales índices bursátiles en enero de 2016

En el segundo gráfico se presenta la variación porcentual de los principales índices bursátiles de los países avanzados y emergentes desde marzo de 2009, fecha que marca el inicio de la recuperación de los mercados tras el hundimiento provocado por las turbulencias de la crisis financiera internacional de 2007.

Evolución de los principales índices bursátiles desde marzo de 2009

Todos los mercados de valores presentan variaciones positivas desde marzo de 2009 hasta finales de enero de 2016, aunque con importantes divergencias. Encabeza el ranking, el índice Bombay SENSEX de la India con un +204,8% de avance, seguido del S&P 500 de EE.UU. (+186,8%) y del Nikkei 225 de Japón (+147,2%). Cierre el ranking el Shanghai Composite de China con un ligero avance del +29,2%.

En el último gráfico se presenta la variación porcentual de los principales índices bursátiles de los países avanzados y emergentes desde el 1 de enero de 2000 hasta el 31 de enero de 2016.

Evolución de los principales índices bursátiles desde comienzos de 2000

Desde el inicio del siglo XXI son las bolsas de tres países emergentes y la de EE.UU. las que han obtenido una mayor revalorización. Además, son los únicos mercados bursátiles que presentan variaciones positivas. En concreto, el índice Bombay SENSEX de la India avanza un 362,7%, el Shanghai Composite de China un 94,7% (a pesar del último periodo de caídas iniciado a mediados de 2015), mientras que a mucha distancia se sitúa el índice S&P 500 de EE.UU. y el índice Hang Seng de Hong-Kong, con aumentos mucho menores del 33,3% y del 13,3%, respectivamente. [1]

En lo que concierne a los mercados bursátiles del resto de países avanzados, la rentabilidad acumulada desde el año 2000 es negativa en los cuatro casos. Encabeza el ranking de caídas el índice CAC 40 de París (-25,4%),  y a mayor distancia el índice FTSE 100 del Reino Unido (-8,7%), el índice Nikkei 225 de Japón (-7,8%) y el índice DAX de Alemania (-6,6%),