jueves, 19 de febrero de 2009

Ranking de Universidades españolas por producción científica internacional en el Area de Economía

Cada vez queda menos tiempo para 2010, año en el que está previsto que entre en vigor en Europa un sistema que, en el caso español, va a suponer no pocas transformaciones en la institución universitaria: el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) conocido también como "proceso de Bolonia", por el nombre de la ciudad italiana en la que se firmó la declaración política que abrió el espacio europeo universitario. Este proceso no sólo significa una homologación de títulos a nivel europeo, sino también debería abrir la competencia entre las universidades europeas y españolas entre sí en la captación de los mejores alumnos y profesores.
En este contexto, una de los variables clave para poder elegir una Facultad y una Universidad va a ser sin duda el nivel científico de su profesorado, por lo que indicadores de la "calidad" de las publicaciones de investigadores y profesores, van a pasar a un nivel más que relevante. Los ranking internacionales de universidades son también importantes por varios motivos. Además del evidente prestigio internacional, son fundamentales por las importantes ventajas económicas que eso puede traer en un momento en el que los planes nacionales y europeos de apoyo a las universidades (fondos de investigación para los profesores, incentivos económicos a los mejores profesores, ..) deberían de tener un claro objetivo: premiar la excelencia. Y la excelencia se cuantifica en este tipo de listados (guste o no guste), entre otro tipo de cosas. En un entrada reciente del Blog utilizamos los datos proporcionados por la empresa Thomson Scientific ISI a través de su publicación "Journal of Citation Reports" (JCR), para destacar el importante aumento de la producción científica española en el Área de Economía y Empresa en su conjunto. La participación española en el total de artículos publicados en las revistas de Economía y Empresa internacionales indexadas había crecido espectacularmente en el periodo 1996-2006. Destacamos el importante esfuerzo realizado en los últimos años por los profesores universitarios del área de Economía de la universidades españolas en la publicación de artículos en las mejores revistas periódicas internacionales de investigación. En esta ocasión vamos a mostrar cómo este esfuerzo no es homogéneo entre todas las Facultades de Economía de las Universidades españolas. En el cuadro (hacer click para ver más grande la imagen) se muestra el ranking elaborado por SCImago Researh Group para el conjunto de las Universidades españolas en cuanto a producción científica internacional citable entre 1990 y 2005. En concreto, en el ranking se incluye el número de artículos científicos publicados por algún miembro de la Universidad en revistas del área de Economía que aparecen en el Journal of Citation Reports Web. En el cuadro sólo se recogen las 30 primeras Universidades de un total de 74 instituciones, algunas no universitarias. Además, se ha excluído las instituciones de investigación no universitarias (como, por ejemplo, el Servicio de Estudios del Banco de España) que, sin duda, aparecerían en el "top 30". Encabezan el ranking en los primeros cuatro puestos - y jugarían la UEFA Champions League-, la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Valencia, con más de 200 artículos. Le siguen en el ranking un segundo grupo de cinco universidades (Universidad de Alicante, Universidad Complutense de Madrid, Universidad del País Vasco, Universidad de Barcelona y Universidad de Zaragoza) - y jugarían la Copa de la UEFA- con más de 100 pero menos de 200 artículos publicados. Afortunadamente, no todas las Facultades de Economía (y profesores universitarios del área) son iguales y, por lo tanto, no deberían ser tratados por igual. Las diferencias salariales derivadas del plus de productividad investigadora (básicamente publicaciones en artículos del ranking) son ridículas. El "café para todos" tan típicamente español debería ser "cortado" aprovechando la introducción del EEES en la Universidad española. Pero eso es otra historia.