lunes, 14 de diciembre de 2009

Evolución reciente de los precios internacionales de los productos básicos y expectativas de inflación

En el primer gráfico se presenta la variación desde comienzos del 2009 de los precios internacionales de los diez principales productos básicos o "commodities" del comercio internacional. Aunque los analistas se han centrado fundamentalmente en la evolución reciente al alza del precio del oro por su indicador  como activo refugio, no es precisamente este producto básico el que más ha visto aumentar su precio en lo que va de año. Lidera el ranking el cobre con un aumento del 126,7%, seguido del zumo de naranja con una ganancia del 83,3% y del petróleo, la plata y el platino con subidas de más del 50% en sus cotizaciones internacionales. Cierran el ranking de subidas el oro y el café con alzas cercanas al 30%. En el lado opuesto se sitúan tres bienes básicos que registran caídas de sus precios internacionales en lo que va de año: el trigo (- 20,27%),el  maíz (-17%) y el gas natural (- 11,6%).



En los siguientes gráficos se representa la evolución temporal en el último año de las cotizaciones de los diez productos básicos más arriba mencionados. Se confirma visualmente el alza espectacular de la mayoría de sus precios internacionales. Los precios se han construido con una media móvil de las cotizaciones internacionales de los últimos 50 días y las bandas verdes de fluctuación representan las habituales desviaciones estándar. En este caso, los movimientos de los precios que sobrepasan las bandas de fluctuación por arriba o por abajo pueden considerarse como situaciones  de "overbought" o "oversold", respectivamente. En concreto, en los mercados financieros se suele utilizar el término "overbought" o "sobrecomprado" ("oversold" o " sobrevendido")  para referirse a los activos o mercados que registran alzas (bajas)  muy repentinas y pronunciadas, por lo que se prevé que puede haber una corrección a la baja (al alza) en el corto plazo.

En primer lugar, los "commodities" del desayuno -el café y el zumo de naranja- sitúan sus cotizaciones en el máximo de la banda de fluctuación, por lo que cabría esperar a corto plazo correcciones a la baja de sus precios. En segundo lugar, el grupo de metales preciosos (cobre, oro, plata y platino) se sitúan cerca de la banda máxima pero aún tienen cierto margen de recorrido al alza en sus precios. Por último, las cotizaciones del petróleo, gas natural, maíz y trigo se sitúan en el centro de las bandas de fluctuación por lo que todavía tienen mucho margen de recorrido para registrar subidas significativas de sus precios internacionales.














Finalmente, destacar que las cotizaciones recientes de los precios de los productos básicos reflejan que nos alejamos definitivamente en la economía internacional de una etapa de deflación y, más bien, nos pueden servir como un indicador adelantado de que una nueva etapa de inflación puede llegar en un horizonte cercano.