domingo, 12 de septiembre de 2010

Los abultados déficit fiscales y el elevado riesgo de impago de la deuda pública de algunos Estados de EE.UU.

Desde que comenzó la crisis financiera internacional los inversores internacionales han aumentado su aversión al riesgo de los títulos de deuda pública de aquellos países en los que se prevé que los crecientes (y persistentes) déficit fiscales pueden entrañar un mayor riesgo de impago ("default") en el futuro. Una buena manera de aproximar este cambio de percepción de los mercados (el aumento del nivel de desconfianza o del riesgo) es a través del comportamiento reciente de los precios de los "Credit Default Swaps" (CDS) vinculados a estos bonos soberanos. En definitiva, las cotizaciones de los CDS de la deuda soberana aproximarían una parte del llamado "riesgo-país" o "riesgo de impago" de la deuda pública.

Aunque la mayor parte de atención de los analistas se ha centrado en el "riesgo-país" de algunos países de la OCDE, el importante y continuo aumento de los desequilibrios fiscales de muchos Estados de EE.UU. (en el caso español de las CC.AA.) ha despertado el interés en los mercados financieros internacionales por el seguimiento de los CDS de la deuda pública de los Estados americanos.


En el gráfico (hacer clic sobre el mismo para hacerlo más grande) se presenta las cotizaciones (a principios de septiembre de 2010) de los mercados de los CDS de los títulos de deuda pública con vencimiento a 5 años de un conjunto amplio de Estados de EE.UU. La lista está ordenada de mayor a menor coste de los CDS de la deuda pública del Estado en cuestión, es decir, de mayor a menor "riesgo-país". Recordemos que los precios de los CDS de la deuda pública representan el coste por año de asegurar un montante de 10.000 dólares de los títulos del Estado.

Como puede observarse, Illinois tiene el riesgo más alto de incumplimiento de sus pagos de intereses de su deuda pública con una cotización de sus CDS de 303,2 puntos básicos. Esto implica que el coste de asegurar contra el riesgo de impago o de "default"  un título de deuda pública del Estado de IIlinois cuyo montante sea de 10.000 dólares es nada menos que del 3,03% anual (coste que reduce considerablemente su rendimiento nominal).

A continuación figuran los Estados de California, Michigan, Nueva York y Nueva Jersey, cinco Estados muy importantes por su población y por su participación relativa en la producción de los EE.UU. No resulta sorprendente esta cotización de los mercados de CDS, ya que estos cinco Estados presentan desequilibrios muy elevados en sus presupuestos del último ejercicio fiscal 2009/2010. La gravedad de la situación se puede constatar por el hecho de que Goldman Sachs ya recomendó en 2009 a sus clientes que si compraban  títulos de deuda pública del Estado de  California (y de otros 10 Estados) deberían cubrirse del posible  riesgo de impago mediante la adquisición simultánea de un CDS.

En relación a esta situación, un estudio sobre las finanzas públicas de los Estados de EE.UU. elaborado por el Centro Pew ha revelado que estos cinco Estados (entre otros) presentaban en el ejercicio fiscal 2009-2010 déficit fiscales en % de su PIB de dos dígitos (Illinois: -47,3%; California: -49,3%; Michigan: -12%; New York: -32,3%; New Jersey: -29,9%). Todos estos Estados han tenido que introducir planes de ajuste para el vigente ejercicio fiscal 2010-2011 para alejarse de la posibilidad de bancarrota.

Resulta curioso que estos desequilibrios fiscales son mucho más elevados que los registrados por algunos países europeos y que han supuesto la aplicación en 2010 de severos proyectos de consolidación fiscal, los cuales fueron aprobados por las dudas de los mercados sobre la posibilidad de incurrir en un impago de su deuda (déficit fiscales en % del PIB para 2009: Irlanda -14,3%; Grecia: -13,6%; España: -11.2%; Portugal: -9,4%).

Los problemas fiscales se acumulan a la economía americana y no sólo por el abultado déficit federal.