miércoles, 16 de marzo de 2011

Una consecuencia financiera de la crisis nuclear de Japón: la caída de la rentabilidad de los EFT de la industria nuclear

Los fondos cotizados o ETF (siglas en inglés de exchange traded funds) son un instrumento financiero en auge que es una mezcla entre los fondos de inversión colectiva y las acciones. En concreto, se trata de un fondo de inversión indiciado (que replica el comportamiento de un determinado índice de referencia) pero con mayor liquidez que los fondos de inversión colectiva tradicionales, ya que sus participaciones se negocian y liquidan igual que las acciones. Entre las desventajas de los ETF frente a los fondos de inversión tradicionales destaca sobre todo el tratamiento fiscal, ya que mientras en los tradicionales se aplaza el pago de impuestos por el traspaso de un fondo a otro, en los ETF el tratamiento fiscal es el mismo que las acciones.

A nivel internacional hay tres ETF relacionados con el uranio y la energía nuclear:
  • PowerShares Global Nuclear (NYSE Arca: PKN)
  • iShares S&P Global Nuclear Energy (NYSE Arca: NUCL)
  • Market Vectors Nuclear Energy (NYSE Arca: NLR)


En el gráfico adjunto (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se puede ver la evolución temporal del ETF Market Vectors Nuclear Energy (NLR) desde el 16 de septiembre de 2010 hasta ayer. El valor de este ETF ha caído desde el inicio de la crisis nuclear de Japón nada menos que un 16%.


Como se puede ver en el cuadro, este ETF es una media ponderada de las principales acciones de las compañías internacionales del sector del uranio y de la industria nuclear de EE.UU., Canadá, Japón, Australia y Francia. En las dos últimas columnas aparece la ponderación de cada compañía en el ETF y la variación en el valor de cada compañía desde el inicio de la crisis nuclear de Japón, respectivamente.

Encabezan el ranking de pérdidas de valor las tres empresas más importantes de exploración y de explotación del Uranio: la norteamericana Uranium Resources y las canadienses Hathor Exploration y Uranium One, que registran una caída de su valor del 41,63%, 40,47% y 39,27%, respectivamente.

Por último, destacar que sólo hay una empresa que ha visto esta última semana como su valor subía (un 8,49%). Se trata sorprendentemente de una empresa japonesa: Kajima Corp. Pero la sorpresa no es tal. Esta empresa se dedica a la construcción de rascacielos y a la aplicación de tecnologías de la construcción resistentes a terremotos, incluidas las centrales nucleares.