martes, 31 de enero de 2012

¿A qué sector institucional perjudicaría en mayor medida un impago o una quita de la deuda pública de algún país de la zona del euro?

En el caso de un hipotético impago de los intereses de la deuda pública (o de una quita de la misma) el efecto negativo directo recaería en un primer momento sobre los tenedores de los títulos, aunque el reparto de la carga por sectores institucionales no sería homogénea en los países de la zona del euro (ni en el Reino Unido ni en los EE.UU), tal y como muestran las cifras del cuadro adjunto (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande). [1]






















Por lo que respecta a los países de la zona del euro podemos distinguir tres grupos claramente diferenciados:

  • En un primer grupo (Grecia, España e Italia), los residentes (incluido el banco central nacional) y el Banco Central Europeo (BCE) soportarían aproximadamente los 2/3 del coste del default de su deuda pública nacional, mientras que el 1/3 restante de pérdidas sería soportado por los no residentes (excluido el BCE). Este sería también el caso de los países que no pertenecen a la zona del euro: Reino Unido y EE.UU.
  • En el segundo grupo (Francia, Alemania, Irlanda y Holanda), los grandes perdedores de la moratoria de los pagos o de la quita de la deuda pública serían los no residentes (excluido el BCE) que soportarían los 2/3 de los costes del default, mientras que el 1/3 restante de pérdidas recaería en las carteras de los residentes (incluido el banco central nacional, y para Irlanda también el BCE).
  • En el tercer grupo quedaría solamente Portugal, con un reparto de los costes al 50% entre los residentes  (incluido el banco central nacional) y el Banco Central Europeo (BCE) y los no residentes (excluido el BCE).
También resulta interesante destacar el porcentaje del stock de deuda pública nacional que forma parte de la cartera de los bancos nacionales. Nuevamente las diferencias entre países son relevantes:

  • España e Italia encabezan la exposición (potencial contagio) de su sistema bancario nacional ante un posible default de la deuda pública doméstica, con un 28,3% y un 27,3%, respectivamente. A cierta distancia se sitúan Alemania, Portugal y Grecia con un 22,9%, un 22,4%  y un 19,4%, respectivamente.
  • Irlanda, Francia y sobre todo Holanda (y el Reino Unido de fuera de la zona euro) se sitúan en el extremo opuesto, ya que su sistema bancario posee en su cartera un porcentaje mucho menor del stock de la deuda pública nacional. 
  • Mención aparte merece la situación de los EE.UU. En este caso la exposición de su sistema bancario ante problemas de impago o de quita de su deuda soberana se sitúa en niveles extremadamente bajos: tan sólo el 2% del stock de deuda pública nacional esta en manos de sus bancos. El potencial contagio tendría escaso impacto sobre los resultados de sus entidades bancarias.
En el gráfico adjunto se presentan las cifras el porcentaje de los títulos de deuda pública nacional en manos del sistema bancario doméstico (incluyendo el banco central) a finales de 2007 y en junio de 2011.




Desde que se inicio la crisis financiera internacional la exposición de los bancos nacionales (incluido el banco central y sin incluir en la zona euro el BCE) al posible default de la deuda pública nacional ha empeorado en los casos de Irlanda, Portugal, Grecia, Italia y España, pero sobre todo en el caso particular del Reino Unido.  Por el contrario, ha empeorado ligeramente para Holanda, Francia y los EE.UU., mientras que ha mejorado significativamente en el caso de Alemania.
--------------
[1] Cifras de junio de 2011.