domingo, 30 de septiembre de 2012

Predicciones sobre el Premio Nobel de Economía 2012


Llega la época de hacer las "porras" académicas de quién (o quienes) serán los agraciados con el Premio Nobel de Economía. El lunes 15 de octubre la Fundación Nobel anunciará quién es el ganador del año 2012.

Una primera predicción sería utilizar la lista de los 10 economistas que tienen más citas en sus artículos publicados en revistas científicas según la base de datos de RePEc:
  1. Andrei Shleifer de Harvard University, Cambridge, EE.UU. 
  2. James J. Heckman de University of Chicago, Chicago, EE.UU.
  3. Robert J. Barro de Harvard University, Cambridge, EE.UU.
  4. Joseph E. Stiglitz de Columbia University, New York, EE.UU.
  5. Robert W. Vishny de University of Chicago, Chicago, EE.UU.
  6. Mark L. Gertler de New York University, New York, EE.UU.
  7. Robert E. Lucas Jr. de University of Chicago, Chicago, EE.UU.
  8. Olivier Blanchard, Massachusetts Institute of Technology (MIT), Cambridge, EE.UU. 
  9. Kenneth S. Rogoff de Harvard University, Cambridge, EE.UU.
  10. Ross Levine, University of California-Berkeley, Berkeley, EE.UU.
Como tres de ellos ya tienen el Premio Nobel (el número 2, James J. Heckman; el número 4, Joseph E. Stiglitz, y el número 7, Robert E. Lucas Jr.), una posible predicción ganadora sería escoger entre los siete restantes por orden en el ranking excluyendo, en todo caso, a Olivier Blanchard que en la actualidad se encuentra en excedencia y ocupa el puesto de Consejero Económico y Director del Departamento de Estudios del Fondo Monetario Internacional.

La segunda predicción vendría de la mano de la empresa Thomson Reuters, cuya División de Ciencia se ocupa de construir bases de datos de la actividad científica por áreas y países. La más conocida es el Journal of Citation Reports Web, base de datos que ofrece un medio sistemático y objetivo para evaluar de manera crítica las revistas científicas más importantes del mundo. En concreto, JCR Web permite medir la influencia y el impacto de las investigaciones realizadas (a nivel de revistas y por áreas de investigación) y muestra las relaciones entre las revistas que citan y las que son citadas.

La apuesta ganadora de Thomson Reuters es para cinco economistas:
  1. Stephen A. Ross, catedrático de Economía del Massachussets Institute of Technology (MIT),  Cambridge, EE.UU., por sus aportaciones en el campo de la economía financiera, especialmente por sus contribuciones en la Teoría del Arbitraje (o en inglés, Arbitrage Pricing Theory).
  2. Anthony B. Atkinson, investigador principal del Nuffield College, Oxford, Reino Unido, y Augus S. Deaton, catedrático de Economía de Princeton University, Princeton EE.UU., ambos por sus aportaciones en el campo de la distribución de la renta y la pobreza, especialmente por sus trabajos empíricos sobre el consumo, la renta y el ahorro, la pobreza y la salud, y el bienestar.
  3. Robert J. Shiller, catedrático de Economía de Yale University, New Haven, EE.UU., por sus aportaciones en el campo de la economía financiera, especialmente por sus contribuciones pioneras en el estudio de la volatilidad de los mercados financieros y en la dinámica de los precios de los activos.
Aunque me alejo de las profecías casi seguras de Thomsom Reuters, ya saben que a mí me gusta el riesgo, y si pudiera votar yo le daría el Nobel de Economía a Robert J. Barro, Catedrático de Economía de la Universidad de Harvard. Sus contribuciones se centran en el campo de la Macroeconomía: a) la teoría de la deuda pública en los años setenta; b) la macroeconomía del equilibrio en los años ochenta; y c) la teoría del crecimiento económico en los años noventa. Además, es uno de los economistas más citado en las revistas científicas del área de Economía. Lo curioso, es que Barro sigue el patrón de algunos de los mejores economistas americanos: no estudió en principio la carrera de Economía, aunque posteriormente obtuvo el Doctorado en nuestra disciplina. Su Licenciatura fue en Física. Recuerden que en 2008, 2009, 2010 y 2011 ya aposté en el Blog por Robert J. Barro y me equivoque. Pero soy capricornio.