jueves, 4 de octubre de 2012

El crecimiento reciente de las exportaciones españolas de bienes podría ser tan sólo un espejismo


El Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España ha publicado recientemente el Informe Mensual de Comercio Exterior Julio 2012. El importante crecimiento de las exportaciones de bienes del 3,7% en el periodo enero-julio de 2012 respecto al mismo periodo del año anterior ha provocado comentarios excesivamente optimistas desde los medios de comunicación. La lectura detallada de las cifras del informe nos lleva a matizar claramente la bondad de este crecimiento de las exportaciones de bienes.

Con detalle, el crecimiento de las exportaciones españolas de mercancías en los siete primeros meses de 2012, se basan en tres ejes (ver cuadros adjuntos para más detalles; hacer clic sobre los mismos para verlos más grandes):
  • Las exportaciones de alimentos, que avanzan un 11,2% (si exceptuamos las exportaciones energéticas con sus peculiaridades específicas).
  • Las exportaciones que tienen como destino a África, que avanzan un 28,8%.
  • Y las exportaciones que tienen como origen Baleares, Ceuta y Murcia, con un aumento del 62,3%, 58,3% y el 57%, respectivamente.




Si este es el crecimiento de las exportaciones que va a tomar el relevo de la deprimida demanda interna de la economía española y que va a propiciar una caída significativa de la tasa de paro, mal vamos.