miércoles, 5 de enero de 2011

Situación actual de los créditos dudosos del sector bancario español

Según los últimos datos publicados por el Banco de España, la variación anual del volumen de los créditos dudosos concedidos por las entidades de depósito al sector privado residente en España se está moderando de forma progresiva desde mediados de 2009, tal y como puede verse en el primer gráfico (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande). 














Resulta interesante estudiar la evolución temporal de la ratio de dudosos del crédito total al sector privado residente en España desagregada por sectores de actividad económica.

Por una parte, la ratio de dudosos es mayor en el crédito a los sectores más expuestos al ciclo económico, tal y como se puede observar en el segundo gráfico. Este es el caso del sector de la construcción y de la promoción inmobiliaria con una ratio de dudosos del  10,9% en junio de 2010. Por otra parte, el crédito a los hogares para adquisición de la vivienda (personas físicas vivienda) muestra una ratio de dudosos más reducida que se sitúa a finales de junio de 2010 en un 2,5%.















En el gráfico siguiente se puede ver la distribución del riesgo hipotecario español según la relación entre el importe del préstamo concedido y su valor de tasación o "garantía teórica" (LTV o "loan to value", en %) en junio de 2010. La concesión de créditos hipotecarios en España permanece en límites razonables, ya que los créditos LTV, por un valor menor del 80% de la propiedad son la mayoría (un 80% del total); los de un valor entre 80%-100% de la propiedad, alrededor del 18%, y los de un valor superior al 100%, son solamente un 2% del total. En cualquier caso, el LTV medio en España es de tan sólo el 62% en la cartera hipotecaria minorista y, además, esta situación es bastante homogénea entre las distintas entidades.












En el gráfico siguiente se puede observar la evolución histórica desde diciembre 1992 hasta junio de 2010 de la ratio de dudosos de los créditos totales al sector privado residente y de la ratio de dudosos de crédito a hogares para la adquisición de vivienda. Destacar que la ratio de dudosos del crédito a hogares para la adquisición de viviendas se sitúa en la actualidad en los valores reducidos que se observaron en crisis económicas (y de la vivienda) previas, como la registrada en 1993.















Por último, resulta interesante destacar las cifras de los créditos de las entidades de depósito al sector de la construcción y promoción inmobiliaria (véase cuadro adjunto), sector que como hemos comentado más arriba presenta la mayor ratio de dudosos.














Por un lado, los créditos potencialmente problemáticos concentrados en el sector de la construcción y promoción inmobiliaria se situaban en 180,8 miles de millones en junio de 2010. Por otro lado, el nivel de cobertura impuesto por el Banco de España a las entidades de depósito a través de provisiones específicas es del 26,6% del total, mientras que si se añade las provisiones genéricas de los negocios en España, el nivel de cobertura ascendía hasta el 33% total de los créditos.

Para dotar de un mayor nivel de transparencia de la exposición de las entidades de depósito españolas al sector de construcción y promoción inmobiliaria, el Banco de España ha definido el concepto de créditos con "exposición potencialmente problemática" como la suma de:

  • Créditos dudosos: presentan cuotas impagadas por un plazo superior a 90 días y aquellos otros sobre los que las entidades tienen dudas razonables sobre su reembolso en los términos que fueron acordados en el momento de la concesión.
  • Subestándar: operaciones con debilidades genéricas asociadas a un sector o colectivo, o si en determinadas operaciones se presentan debilidades, aun cuando no cumplan los criterios para ser clasificadas como dudosas o fallidas. No son dudosos pero probablemente lo serán.
  • Activos adquiridos, adjudicados y daciones en pagos de deudas: la propiedad del activo pasa a la entidad, como resultado de prácticas de gestión activa de las garantías.
  • Fallidos: créditos incobrables.