miércoles, 6 de julio de 2011

El deficiente diseño de los planes de rescate de la Unión Europea y la inconsistencia temporal de las políticas económicas

Los economistas académicos describimos como “inconsistencia temporal” una situación en la cual los agentes económicos tienen incentivos para abandonar un plan óptimo a largo plazo reoptimizando constantemente sus políticas. Es importante señalar que estas reoptimizaciones son óptimas en cada momento del tiempo (de aquí su nombre), pero no lo son desde el punto de vista del plan original a largo plazo y, por lo tanto, dan lugar a resultados inferiores. De manera que un intento plenamente racional de maximizar el bienestar de un individuo puede terminar por empeorar su situación. El fenómeno de la inconsistencia temporal es tan importante que dos de los primeros economistas que lo analizaron, Finn Kydland y Edward Prescott ganaron en gran medida el Premio Nobel de Economía de 2004 por haber planteado este problema. [1]

Este fenómeno es tan importante en el ámbito económico como para que los programas de Macroeconomía Avanzada de las Facultades de Economía dediquen un tema al estudio de la inconsistencia temporal de las políticas económicas. Por ejemplo, este fenómeno se puede aplicar a la inflación en las economías avanzadas. Antes de que los trabajadores y los empresarios pacten los salarios (y en gran medida los precios), lo mejor que puede hacer el gobierno es prometer que no va a imprimir dinero para que los agentes económicos piensen que no se va generar inflación. Sin embargo, una vez firmados los convenios, lo óptimo para el gobierno sería emitir más dinero para reducir la tasa de paro del país. El problema es que los trabajadores y los empresarios creen que el gobierno les va a engañar y firman acuerdos anticipando aumentos sustanciales de la inflación. ¿Y cuál es el resultado? Ya lo han adivinado: la subida generalizada de la inflación. 

¿Cómo se puede eliminar esta inconsistencia temporal? La solución que se impulsó en las economías avanzadas en la década de los noventa del Siglo XX consistió en separar las decisiones de la política monetaria del ámbito del gobierno. Muchos países aprobaron leyes que otorgaban la independencia de sus bancos centrales de su gobierno. La reacción no se hizo esperar: se redujeron drásticamente las tasas de inflación y la inconsistencia temporal se esfumó en el ámbito de la inflación.

Pero hoy debemos agradecer a los gobiernos de la zona euro que tengamos otro ejemplo de inconsistencia temporal de la política económica para explicar a nuestros alumnos de Macroeconomía. Se trata del mal diseño de los planes de rescate aprobados para Portugal, circunstancia que ha alentado la decisión de la agencia Moody’s de rebajar la calificación de la deuda pública de Portugal.

La agencia Moody’s rebajó ayer cuatro escalones la nota de Portugal, que pasó a Ba2, un nivel de bono basura, ante el "creciente riesgo" de que el país incumpla su reducción del déficit y tenga que pedir más ayuda. La agencia cree que el país necesitará una segunda ronda de financiación oficial antes de que pueda volver a los mercados a financiarse y advierte de que existe una mayor probabilidad de que se exija como (pre) condición la participación de los acreedores del sector privado

¿Qué relación tiene esta decisión de la agencia de calificación con el problema de la inconsistencia temporal? Moody’s cree que la reciente decisión de los gobiernos de la Unión Europea de exigir que los acreedores del sector privado participen en el nuevo paquete de ayuda financiera a Grecia es la nueva “política oficial” que se aplicará en todos los rescates. Y por ello, Moody’s piensa que los acreedores del sector privado no estarán ya dispuestos a proporcionar fondos en el mercado a un país como Portugal que puede solicitar en el futuro más ayuda oficial. La nueva política de los planes de rescate aprobada para Grecia ha expulsado hoy de los mercados a Portugal. En concreto, las nuevas condiciones aprobadas en el último paquete de ayuda a Grecia han provocado que la posible confianza de los mercados en otorgar financiación a Portugal (por el plan de ajuste aprobado por su Parlamento) se haya transformado en una señal de impago futuro y de exigencia de participación del sector acreedor privado en el rescate. 

Algún asesor de los gobiernos europeos (especialmente del Señor Sarkozy y de la señora Merkel) debería repasarse el capítulo del manual de Macroeconomía avanzada dedicado a la inconsistencia temporal. Me da la impresión que los economistas de Moody's se saben el manual.

-----------
[1] Kydland, F. and E. Prescott (1977): "Rules Rather than Discretion: The Inconsistency of Optimal Plans", Journal of Political Economy, 85 (3), 473–491.

4 comentarios:

Aleajacta dijo...

Muchas gracias por la claridad.

He descubierto este blog suyo tras leer este post en papel impreso en el semanario El Economista de Buenos Aires, Argentina.

Vicente Esteve Spain dijo...

¿me podrías enviar este post en papel impreso por e-mail?
vicente.esteve@uv.es

Ramon.M.S. dijo...

Sobredosis ...http://vimeo.com/21949523 vs Recesión de balance R.Koo vs desequilibrios económicos globales (por países con exc de superavit) Cual explicación tiene mas importancia?

Esteban Cruz dijo...

hola Vicente, me agrada encontrar blogs donde se expliquen tan claras las cosas, yo soy nuevo en esto de los blogs y llevo un par de semanas hablando de temas de economía en el mío, estudio economía en la UEX pero de la "economía real" poco se da en la carrera,me gustaría que le echase un vistazo a mi blog h ttp://aldeaspotemkin.blogspot.com/