miércoles, 2 de febrero de 2011

El impacto de la inversión en vivienda en el ciclo económico español, 1998-2010

La inversión en vivienda ha tenido históricamente un impacto significativo en la evolución cíclica de la economía española, afectando intensamente a las variaciones del PIB y actuando a la vez como un indicador adelantado.

La inversión real en vivienda aumentó de manera espectacular en la reciente fase de expansión económica llegando a más que duplicarse entre 1998 y 2007, pero ha venido cayendo de forma brusca desde 2008, de modo que en el tercer trimestre de 2010 tan sólo representaba la mitad del nivel alcanzado en el año 2007, en el pico del ciclo expansivo.

En el gráfico adjunto (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se representa el impacto (por el lado de la demanda) de la inversión en vivienda en España aproximado por su aportación al crecimiento anual del PIB real (en %). Recordemos que la inversión en vivienda (o inversión residencial) es un componente de la demanda agregada.















En el primer periodo de fuerte crecimiento económico (1998-2007), la inversión en vivienda aportó alrededor de 0.5 puntos porcentuales (pp) de media al crecimiento anual del PIB real. De este modo, la aportación al crecimiento acumulado del PIB real desde 1998 a 2007 fue de 5 puntos porcentuales. Ello representa casi el 15% del crecimiento económico de esta larga fase expansiva de la economía española.

Por el contrario, en la reciente fase recesiva que coincide con el inicio del ajuste del mercado inmobiliario (2008- tercer trimestre de 2010 en el gráfico), se ha producido una reducción de la inversión en vivienda mucho más rápida en el tiempo y una aportación negativa al crecimiento del PIB real muy significativa. En concreto, la caída de la inversión residencial ha restado 1 punto porcentual al PIB en 2008, 2 puntos porcentuales en 2009 y 1.8 puntos porcentuales en 2010 (según adelanto ayer el Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa).

En síntesis, si, en términos acumulados, el aumento de la inversión en vivienda aportó 5 puntos porcentuales al crecimiento del PIB español en una década (1998-2007), esa contribución positiva acumulada se ha reducido a tan sólo 0.2 puntos porcentuales cuando se considera todo el periodo completo, 1998-2010. Y yo añadiría, que si sigue el ajuste de la inversión en vivienda en 2011 y 2012 como preven todos los analistas, la aportación acumulada al crecimiento del PIB real desde 1998 a 2012 se tornará incluso negativa. 

En definitiva, mal maridaje entre la inversión en vivienda y el crecimiento económico español.

1 comentario:

Sebastiano dijo...

Buenosdias Prof.,

me gustaria ver el mismo grafico, pero para un pais con una demanda interna mas baja y una mas fuerte vocacion al comercio exterior (penso a Taiwan, pais que me gusta, o Alemania tambièn..). Es decir: el efecto arrastre de una demanda interna fuerte es igual en una economia con una estructura industrial diferente?