domingo, 29 de marzo de 2009

Evolución reciente de los precios internacionales de los productos básicos

Los mercados financieros relacionados con los productos básicos han crecido rápidamente y han ganado importancia en los últimos años. Por ejemplo, las posiciones abiertas de futuros —definidas como el número específico de contratos abiertos de futuros y de opciones sobre productos básicos pendientes al final del día, ya sean de compra o de venta— del petróleo crudo negociadas en la Bolsa de Nueva York se han triplicado de 1995 a 2008.
La expansión de los mercados financieros internacionales de productos básicos tiene indudables ventajas pero también posibles inconvenientes. En relación a las ventajas, en primer lugar, los mercados financieros de productos básicos pueden mejorar la liquidez, la profundidad y la fluidez de las operaciones, lo que contribuye a la formación de los precios. En segundo lugar, estos mercados también contribuyen a la asignación eficiente del riesgo ya que los participantes en los mercados de productos básicos pueden utilizar la cobertura de riesgos financieros para reducir los vinculados con la volatilidad excesiva de los precios de estos productos, que dificulta la planificación presupuestaria, financiera y de inversión.
En lo que respecta a las desventajas, el aumento de los precios y el interés de los inversores en los futuros de productos básicos en los últimos años podría ampliar el impacto de los desequilibrios entre la oferta y la demanda en los precios. Algunos economista plantean que la expansión de la actividad inversora ha acentuado la volatilidad de los precios y ha empujado a los mismos por encima de los niveles justificados por las variables fundamentales, lo que incrementa el potencial de inestabilidad en los mercados de productos básicos y de energía.
En relación a estos problemas un estudio empírico realizado por el FMI parece indicar que la especulación no ha contribuido sistemáticamente al aumento de los precios de los productos básicos o de la volatilidad de los precios (véase al respecto la edición de septiembre de 2006 de Perspectivas de la Economía Mundial, recuadro 5.1). En concreto, el estudio muestra que la actividad especulativa tiende a responder a los movimientos de los precios (y no lo contrario).
En el cuadro y en su gráfico adjunto se presenta la evolución reciente de los precios internacionales de los diez principales productos básicos (o "commodities"). Como puede observarse, desde comienzo de 2009 el cobre es el producto básico que más ha visto subir su precio, con un alza del 23,66%. El cobre es seguido por la plata, el platino, el petróleo, el zumo de naranja y el oro. En el extremo opuesto, lidera el ranking de reducciones de precio el gas natural con una caída muy significativa del -32,68%, seguido por el trigo, el maíz y el café.
A continuación presentamos la evolución temporal de los precios internacionales de los productos básicos que han presentado peor y mejor comportamiento relativo desde el 20 de marzo de 2008 al 15 de marzo de 2009. Por un lado, destacar que el gas natural y el petróleo son los productos que presentan un peor comportamiento anual. Además, sus precios son los que más han descendido de la lista desde su último pico, con un 72,37% (gas natural) y un 67,03% (petróleo), tal y como recoge la última columna del cuadro. En lado opuesto se sitúan el café y el oro que son los productos básicos con un mejor comportamiento relativo de sus precios internacionales en los 12 últimos meses. Además, sus precios son los que menos han descendido de todos los productos básicos desde su último pico, con una caída del 28,30% (café) y del 11,42 (oro).