miércoles, 2 de junio de 2010

La economía americana consolida su crecimiento económico impulsada por el consumo privado


La economía de los EE.UU. continúa en la senda de la recuperación acumulando tres trimestres consecutivos de crecimiento positivo interanual. Como se puede ver en el gráfico adjunto (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) el PNB en términos reales aumento en un 3,2% en el primer cuatrimestre de 2010, aunque este avance fue inferior al +5,6% registrado en el cuarto trimestre de 2009.


En el siguiente gráfico y en el cuadro adjunto aparecen desglosadas la contribuciones (en %) de cada macromagnitud  a estos 3,2 puntos porcentuales (p.p.) de crecimiento del PNB de EE.UU.



En primer lugar, la menor tasa interanual de crecimiento del PNB real del cuarto trimestre de 2010 respecto al último trimestre de 2009 se debe fundamentalmente a la desaceleración registrada en la tasa de crecimiento de la inversión en existencias (o en inventarios) de las empresas. Aún así, el cambio en el inventario de las empresas aportan al crecimiento del PIB real 1,57 p.p., cifra que representa casi la totalidad de la aportación positiva de la inversión privada (+1,67 p.p.).  Dentro de esta macromagnitud destaca la fuerte desaceleración registrada  en la inversión privada en capital fijo y en la inversión residencial (o en viviendas).

En segundo lugar, la aportación del sector exterior al crecimiento económico de los EE.UU. es negativa (-0,61 p.p.), básicamente por la fuerte desaceleración registrada por las exportaciones de bienes y servicios. Además, continúa la aportación negativa al crecimiento del PIB real del gasto público total -consumo público e inversión pública (-0,37 p.p.), básicamente por el comportamiento restrictivo del gasto de los Estados y de las entidades locales (-0,48 p.p.).

Finalmente, en el terreno opuesto se sitúa la fuerte contribución positiva (+2,55 p.p.) del consumo de los hogares, fundamentada básicamente en el aumento del consumo privado en bienes duraderos (+0,79 p.p.) y, sobre todo, por la aportación positiva del gasto en servicios (+1,15%).