viernes, 7 de enero de 2022

Evolución de la tasa de actividad de los mayores de 65 años en España y otros países de la OCDE


En esta entrada del Blog mostramos la evolución de la tasa de actividad de los mayores de 65 años de España con otros países de la OCDE. 

La OCDE define la tasa de actividad (o tasa de participación en la fuerza laboral) como el cociente entre el total de activos (población en edad de trabajar que están ocupados o en busca de empleo) y la población total en edad de trabajar (activos más inactivos). La población en edad de trabajar si no se especifica lo contrario se refiere a las personas de 15 a 64 años. [1]

En el gráfico siguiente (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se muestra la tasa de actividad de los países de la OCDE, incluida España, para los últimos datos disponibles de 2020. 


El porcentaje de españoles que sigue trabajando tras cumplir los 65 años es cinco veces inferior al del resto de la OCDE. Según datos de esta organización, la tasa de actividad de los españoles mayores de esa edad en 2020 alcanza el 2,9% cuando la media de los países que conforman esta organización es del 15,3%. La diferencia es menor, pero aún así importante, si se compara a España con la media en los países de la Unión Europea (UE-27), que es del 5,8% (casi tres veces más). Además, nuestra cifra está muy alejada de la de países como EE.UU. (19,4%), Suecia (10,9%), el Reino Unido (10,7%), e incluso Italia (5,1%).

En los siguientes cuatro gráficos mostramos la evolución temporal de la tasa de actividad de los mayores de 65 años para España, la media de la OCDE y de la UE-27, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Suecia y EE.UU, para los años 1993, 2003, 2013 y 2020.

En todos los países ha avanzado sustancialmente la tasa de actividad de los mayores de 65 años en este periodo. La excepción es Italia (+1 punto porcentual), Francia (+1,2 puntos porcentuales), pero sobre todo España (+0,6 puntos porcentuales).

Los expertos achacan esta situación a varios motivos, entre ellos la posibilidad de jubilarse anticipadamente (algo que no existe en países anglosajones o en algunos nórdicos) y la falta de formación a lo largo de la vida profesional. En otros países, como en los nórdicos, por ejemplo, destinan bastantes recursos para mantener a los trabajadores formados, lo que influye de manera positiva para que se mantengan activos cuando alcanzan los 65 años.




Alargar la vida laboral es importante para la economía española, debido al envejecimiento paulatino de la población. Compatibilizar la jubilación y el empleo es interesante en un contexto de envejecimiento poblacional porque podría aumentar la oferta de trabajo sin introducir costes adicionales en los sistemas de pensiones.

La actual legislación de pensiones en España establece como regla general que el disfrute de la pensión es incompatible con la realización de una actividad por cuenta ajena o propia que dé lugar al alta en la Seguridad Social. Sin embargo, existen tres excepciones:
  • La jubilación parcial permite al trabajador, de común acuerdo con su empresa, reducir su jornada de trabajo entre un 25% y un 50%, pasando a percibir la pensión de jubilación en cuantía proporcional inversa a la reducción de jornada. Si el trabajador no tiene cumplida la edad reglamentaria de jubilación, la empresa deberá concertar un contrato de relevo con otro trabajador.
  • La jubilación activa, permite compatibilizar la pensión de jubilación con un trabajo por cuenta ajena o propia, a jornada completa o parcial, siempre que la jubilación se haya producido a partir de la edad ordinaria y con un porcentaje aplicable a la base reguladora del 100% por tener una carrera de cotización completa. Durante la jubilación activa se cobra el 50% de la pensión. No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará el 100%.
  • La jubilación flexible, permite a quien ya es pensionista de jubilación iniciar un trabajo a tiempo parcial con una reducción de jornada comprendida entre un 25% y un 50% sobre la jornada habitual en la actividad, y compatibilizarlo con la pensión que venía cobrando, reducida en proporción al porcentaje de jornada desempeñada a tiempo parcial.
El Plan 2050 del Gobierno de España apuesta como uno de sus objetivos en materia de empleo aumentar la tasa de actividad de los mayores de 65 años al 11% en 2050. Para aumentar sustancialmente la participación laboral y social de las personas en edades avanzadas, teniendo en cuenta las diferencias en salud de la población, el plan aboga por avanzar progresivamente hacia la simplificación y adaptación de estas figuras de jubilación parcial, activa y flexible (junto a unas nuevas condiciones de la modalidad de jubilación anticipada) para mejorar la compatibilización entre pensión y trabajo.

-------

[1] OECD (2022), "Labour force participation rate" (indicator), https://doi.org/10.1787/8a801325-en.

_________________________________________________________

Cómo citar esta entrada del Blog:

Vicente Esteve, "Evolución de la tasa de actividad de los mayores de 65 años en España y otros países de la OCDE", Universidad de Valencia, Blog Viaje al Fondo de las Finanzas Internacionales, 7/1/2022, 

http://vicenteesteve.blogspot.com/2022/01/evolucion-de-la-tasa-de-actividad-de.html

1 comentario:

plan de pensiones dijo...

Un artículo muy interesante y que una disfruta leyendo por lo completo y útil que es, Vicente. El envejecimiento poblacional y la coyuntura actual que atraviesa el país en materia económica respecto al tema (pensiones) hacen necesaria la puesta en marcha de mecanismos para impulsar un cambio. El retraso de la edad de jubilación es algo que de forma natural era inevitable, y leyéndote y observando los modelos aplicados por los países anglosajones se ve necesario e incluso que debería haberse empezado a aplicar ya. Gracias por compartir información tan útil y sustentada en datos. Saludos.